Conjuntivitis, tipos y como curarla

Conjuntivitis: Cada concepto médico que use la terminación “itis”, significa inflamación, de manera que el termino conjuntivitis refiere a la inflamación de la conjuntiva, es decir la inflamación de membrana que recubre el globo ocular. Esta inflamación en la mucosa del ojo puede generar diversos síntomas y es debida a causas variadas.

Síntomas de la conjuntivitis

Los síntomas de la conjuntivitis varían de acuerdo a su causa, siendo común en todo tipo de conjuntivitis:

  • Inflamación en el ojo que a su vez ocasiona sensación de dolor y prurito o picazón.
  • A su vez el ojo se torna rojizo, esto se debe a la dilatación de los vasos sanguíneos en todo el globo ocular.
  • Es común que en la conjuntivitis se padezca de fotofobia, es decir, sensibilidad e intolerancia a la luz.
  •  Tipos de conjuntivitis

La conjuntivitis puede deberse al contacto con agentes causales de alergias, como algunos jabones, champú, algún tipo de lentes de contacto e inclusive por infecciones, bien sea virales, micoticas o bacterianas. En base a ellos se listan diversos tipos de conjuntivitis.

Conjuntivitis alérgica

Es consecuencia de la respuesta exagerada de nuestro sistema inmune, se interpreta como un mecanismo de defensa de nuestro organismo ante la agresión de alguna sustancia a la que denominamos alérgeno. Este tipo de conjuntivitis se acompaña de estornudos y prurito en la nariz, rostro, cuello o resto del cuerpo.

En la conjuntivitis alérgica se debe evitar pasar las manos sucias por los ojos, intentar evitar polvo y algunos químicos que pudieran ser el agente causal de la alergia, así como lencería cuyo material de fabricación expele partículas que se pueden aislar en los ojos, esto sucede a menudo con colchas de lana que en algunas personas causan alergias.

Conjuntivitis viral

La conjuntivitis viral puede ser un síntoma cuando se ha contraído infecciones como el sarampión, la rubeola y herpes, estas causadas por virus de transmisión por contacto con las secreciones de otra persona infectada.

Conjuntivitis bacteriana

En la conjuntivitis bacteriana son comunes las secreciones, mucopurulentas generalmente amarillentas que pegan las pestañas, acompañada además de constante y abundante secreción lacrimógena. En recién nacidos sucede algunas veces por contacto con la clamidias o gonococos, bacterias que puede portar la madre. Los adultos con conjuntivitis bacteriana pueden padecer infecciones respiratorias por estreptococos, así como de transmisión sexual como gonorrea.

Conjuntivitis micótica.

Es muy parecida a la conjuntivitis bacteriana, por igual se acompaña de secreciones y abundante lagrimeo con enrojecimiento, prurito y dolor, sin embargo es causada por hongos, no por bacterias. Frecuentemente los hongos que la causan son esporocitos y cándidas.

¿Cómo curar las diferentes conjuntivitis?

En casa para la conjuntivitis por ser una inflamación es recomendable usar el pepino, ya que es un excelente antiinflamatorio, rodajas de el sobre los ojos por 10 minutos generara un gran alivio. La manzanilla constituye otro antiinflamatorio natural, con su infusión se lavan los ojos, teniendo cuidado de colarla para evitar contaminar aún más con impurezas.

El orégano es un antibacteriano natural, es propicio para conjuntivitis bacteriana, hervir sus hojas y humedecer gasas con la infusión aplicándolas al menos  2 veces en el día durante 5 minutos, puede desinfectar naturalmente el ojo.

Si perseveran los síntomas cada tipo de conjuntivitis puede tratarse de diferentes maneras, el oftalmólogo puede tratarla farmacológicamente de acuerdo a su causa, los antialérgicos son prescritos en la conjuntivitis alérgica, los antibióticos para la bacteriana y los antimicóticos para la conjuntivitis micótica, mientras que la conjuntivitis viral depende de aumentar las defensas del organismo.

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web