Lo que debes saber de la alimentación escolar

Lo que debes saber de la alimentación escolar

Lo que debes saber de la alimentación escolar: Actualmente sabemos que muchas madres trabajan fuera, con esto, la dieta en casa se ha convertido en platos rápidos y fáciles de preparar. Por otra parte, los niños pasan más tiempo fuera de casa con actividades extracurriculares surgiendo como interrogante si: ¿será en este caso posible que tus hijos consuman todos los nutrientes necesarios para su crecimiento. En este sentido,  la respuesta no suele ser afirmativa ni dependiente de la asociación que existe entre familia y escuela

Lo que debes saber de la alimentación escolar: Como impartir una necesaria una educación nutricional

Lo que debes saber de la alimentación escolar

Muchas escuelas ofrecen almuerzos, lo que tranquiliza a los padres. Pero no todas las escuelas ofrecen un menú balanceado, o en la práctica los niños rechazan las opciones ofrecidas por ende acá sabrás Lo que debes saber de la alimentación escolar

De acuerdo a ello, la educación de los niños en los programas escolares junto con los conceptos fundamentales de una alimentación saludable debe ser una prioridad en estos tiempos. Se hace entonces necesaria la educación nutricional de la mano de un nutricionista profesional

El trabajo debe comenzar desde el primer año escolar, existiendo un contacto con alimentos, junto a la información de dónde vienen, olor, aspecto, y el aporte nutricional que ofrecen, además de incentivar su participación en la cocina, todo ello crea interés en los niños

La presencia de un profesional nutricionista en la escuela es esencial para despertar interés en los alimentos, quien debe llevar a la práctica los conceptos de nutrición  impartidos a los niños,  por el maestro en el aula

Algunas actividades de educación nutricional en las escuelas:

Lo que debes saber de la alimentación escolar

  • Crear reglas, cada día, los niños deben traer una fruta para el desayuno y una opción de energía como sándwich, galletas integrales, pan integral.
  • Clases de cocina con el fin de fomentar una alimentación saludable. En lugar de hacer un pastel de chocolate con glaseado, pueden hacer un pastel de algarroba con avena, por ejemplo, preparando y degustando los alimentos en la cocina de clase.
  • Realizar actividades dentro del aula en consideración a los grupos de alimentos. Estas actividades deben ser dinámicas, creando carteles, juegos, pinturas, además de adecuarse a la edad.
  • Si la escuela no cuenta con un espacio físico, se puede crear un entorno de huertos caseros en macetas o incluso reutilizando botellas y tarros plásticos.
  • Asignar un día dedicado a exponer un plato saludable, donde los niños fundamenten el porqué de su elección.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la alimentación debe concientizarse desde el nacimiento hasta los 19 años. Los fundamentos de la comida se establecen en la infancia, y los primeros mil días son cruciales para determinar el futuro del niño.

“Los estudios demuestran que el niño que hace por lo menos cuatro comidas diarias a la semana con sus familias tiene menos riesgo de desarrollar trastornos alimentarios, agresividad y pérdida del apetito. No importa si el niño come hasta el último grano de arroz en cada comida o si deja restos.

La adolescencia es la etapa en la que aumenta el apetito, especialmente entre los niños. Las diferencias de biotipo son aún más evidentes y alrededor de 13 o 14 años, por naturaleza el apetito aumenta y se tiene el mayor crecimiento por lo que el cuerpo necesita muchos nutrientes.

Consejos para una buena merienda escolar:

  • Un día de la semana el niño puede escoger su merienda.
  • Evitar la monotonía, variar las opciones tanto como sea posible, las opciones de snacks y variados colores hacen que el niño sienta placer y quiera comer.
  • No incluir alimentos que requieran refrigeración si la escuela no tiene un lugar de un refrigerador para almacenar.
  • Las jaleas son buenas opciones para el pan, no necesita refrigeración.
  • Colocar siempre una fruta en el almuerzo, preferiblemente su la elige el niño, sin incluir aquellas que puedan a dañarse rápida y fácilmente.
  • Los cereales o barra de galleta integral, son buenas alternativas.
  • Siempre debe incluirse una botella de agua en la lonchera.
  • Se debe tratar el tema de las meriendas con los maestros y otros padres, recordando que los niños suelen intercambiar sus meriendas.

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web